Caganer Lavandera

12,00 €

Este mundo en el que vivimos no para de evolucionar, todo cambia a la velocidad de la luz. Tanto es así que, a parte de los dinosaurios, hoy en día también hay oficios que han pasado a mejor vida. Un buen ejemplo es el de lavandera, una señora que iba a lavar la ropa a golpe de madera o frotándola una y otra vez con una piedra lisa. Muchas casas no disponían de agua corriente, así que el lavadero público era un punto de encuentro y, bueno, es fácil imaginarse cómo cotilleaban las mujeres cuando se acababan los temas de conversación. A falta de redes sociales, no hay deporte más saludable que comentar los asuntos ajenos, ¡un hábito antiquísimo que seguro que no pasa de moda!

Cantidad

  • Envíos por todo el mundo Envíos por todo el mundo

Este mundo en el que vivimos no para de evolucionar, todo cambia a la velocidad de la luz. Tanto es así que, a parte de los dinosaurios, hoy en día también hay oficios que han pasado a mejor vida. Un buen ejemplo es el de lavandera, una señora que iba a lavar la ropa a golpe de madera o frotándola una y otra vez con una piedra lisa. Muchas casas no disponían de agua corriente, así que el lavadero público era un punto de encuentro y, bueno, es fácil imaginarse cómo cotilleaban las mujeres cuando se acababan los temas de conversación. A falta de redes sociales, no hay deporte más saludable que comentar los asuntos ajenos, ¡un hábito antiquísimo que seguro que no pasa de moda!